Saltar al contenido

7 Tips para Superar una Ruptura Amorosa Definitivamente

Superar una ruptura amorosa es proceso difícil que requiere mucho esfuerzo,  absorbe nuestra energía y nos crea un desbalance mental y emocional.

Ruptura Amorosa

Amar y estar enamorado es muy hermoso, pero cuando nos separamos de esa persona con la que hemos compartido tantos buenos y malos momentos nos llegan cientos de pensamientos, sentimientos, emociones y miedos que nos hacen sufrir y nos causan inseguridad e inestabilidad.

Es una amarga sensación de que la otra parte de una pareja rompa cuando el otro todavía está enamorado no solo duele sino que puede ser traumático si no sabemos afrontarlo bien.

Lo primero que debes entender es que el fin de una relación no es el fin del mundo aunque estés viviendo una tragedia emocional.

Por tal motivo hemos realizado algunos consejos que te ayudaran a superar una ruptura amorosa.

Probablemente no te quite el sufrimiento, pero de seguro te ayudará a acelerar el proceso de sanación.

7 tips para superar una ruptura amorosa

Acepta la situación

Debes reconocer que la historia ha terminado y saber ponerle fin. No fijes tu objetivo en recuperar sino en aceptar, no pidas amor a quien ya no quiere estar contigo porque las parejas son para disfrutarse no para sufrir.

Habla con alguien de confianza

Debes de buscar una persona de confianza con la que puedas hablar y desahogarte y no necesariamente para que te de un consejo, es suficiente con alguien que te escuche, esto te ayudará a sacar y expresar todas esas emociones que son causadas por la separación.

Cuídate emocional y físicamente

Valórate a ti mismo y trátate con amor, cuando nos separamos de una pareja nos sentimos mal, perdemos el apetito y nos sentimos desanimados y tristes pero debes esforzarte por alimentarte bien, hacer ejercicio, cuidarte y relajarte. Estas son herramientas que te ayudarán a mejorar tu estado de ánimo. Aléjate del alcohol, drogas y todo mal hábito, esto solo te perjudica.

Dale un enfoque diferente a la situación

En vez de mirar las cosas negativas y de hacerte preguntas o bajar tu autoestima diciéndote que no eres bueno en las relaciones, divertido o atractivo. Mejor mira las cosas positivas, mira el aprendizaje que pudiste adquirir de esta experiencia, para que no te vuelva ocurrir. En vez de estar triste, puedes agradecer por las buenas experiencias que obtuviste en esa relación y por los aprendizajes que esa persona te pudo brindar. Haz nuevas amistades y envuélvete en actividades dinámicas y positivas.

Establece nuevas metas en tu vida

No te quedes sin hacer nada esto solo te hará sentir peor. Crea nuevas metas en tu vida y abre tu mente para lo nuevo. Es un buen momento para revivir viejos sueños e ir a la conquista de ellos. Al principio te costara mucho por los sentimientos negativos que se sienten en esos momentos la mayoría de las veces inevitable, pero con algo de esfuerzo de seguro lograrás establecer nuevas metas que te impulsen hacia delante.

Comprométete en seguir hacia delante

Siempre habrán motivos por los cuales vale la pena seguir luchando. Sin importar lo que pase siempre sigue hacia delante, en ocasiones las cosas se ponen feas pero lo importante es saber enfrentarlas y superarlas. Por lo tanto aprende, superate a ti mismo y crece continuamente. Haz lo que te gusta y lucha por salir hacia delante con todas tus fuerzas. Es el momento ideal para estar emocionado por lo que viene en vez de estar triste por lo que fue.

Todo volverá a la normalidad a su debido tiempo

Debes saber que por más mala que sea una situación no durará para siempre. No importa cómo te sientas en este momento, si estas triste, deprimido, desanimado, con pensamientos positivos o negativos todo esto va a cambiar en algún momento. Seguramente tardará algunos meses pero la situación cambiará y todo volverá a la normalidad. Solo recuerda que todo este proceso solo es parte de nuestra naturaleza humana.

Consejos Finales

Si a pesar de aplicar estos consejos sigues sintiéndote mal con el paso del tiempo es recomendable acudir a un profesional. Muchas personas lo superan por sí solas pero no todas, cada caso es específico y tienen un grado diferente de dificultad.

Los casos más difíciles de superar es cuando hay niños de por medio, ellos también sufren cuando sus padres se separan, esperamos hablar sobre este tema más adelante.